Views
4 years ago

Octubre de 2016

  • Text
  • Rover
  • Nuevo
  • Siempre
  • Copa
  • Equipo
  • Embargo
  • Coche
  • Copenhague
  • Nueva
  • Serie
Presentación en sociedad del nuevo Discovery | Retrato de una leyenda de la vela: Ben Ainslie | Una mirada al futuro de la movilidad y el transporte | Copenhague: ¿Probablemente la ciudad más cool del mundo?

AVENTURAS DEL DEFENDER

AVENTURAS DEL DEFENDER RUMBO AL CORAZÓN DEL INVIERNO Un viaje al fin del mundo para descubrir cómo es la vida cotidiana en algunos de los lugares más fríos del planeta. La expedición Pole of Cold, integrada por la aventurera Felicity Aston, el fotógrafo y cineasta Manu Palomeque y el experto en mecánica Gisli Jonsson, fue el sexto proyecto en recibir la beca Land Rover, dotada con una suma de 30.000 libras esterlinas y la cesión de un Land Rover Defender. Más información sobre las aventuras de Aston en felicityaston.co.uk El termómetro marcaba -51 °C cuando la expedición Pole of Cold llegó a Oymyakon, una remota población del noreste de Siberia considerada oficialmente el lugar habitado más frío del planeta. Para llegar hasta Oymyakon, los integrantes de Pole of Cold habían pasado casi dos meses al volante de un aguerrido Land Rover Defender de color rojo, en una ruta de más de 20.000 kilómetros desde el Reino Unido. Para resistir las bajas temperaturas, el vehículo estaba provisto de calefactores especiales para el motor y la cabina, un depósito de combustible de mayor tamaño para evitar paradas innecesarias y lubricantes especiales con una temperatura de congelación inferior a la habitual. Elementos todos ellos imprescindibles para emprender con un vehículo muy especial el camino hacia un destino igual de especial. “En Oymyakon todo parecía estar al revés”, explica Felicity Aston, aventurera británica y líder de la expedición de tres. “La ropa tendida para secarse se congelaba y se podía doblar como si fuese papel, el agua hirviendo se evaporaba al instante, el combustible se convertía en pegamento y el helado se vendía en mesas al aire libre, mientras que las frutas y las verduras se calentaban cubriéndolas con mantas”. La expedición, posible gracias a una beca de Land Rover y la Royal Geographical Society, tenía como objetivo explorar las implicaciones sociales, culturales y físicas del invierno en la población local y descubrir historias de una vida cotidiana marcada por los rigores del frío. A través de sus conversaciones con habitantes de la zona y académicos en la ruta hacia Oymyakon, el equipo se dio cuenta de que la llegada de la estación invernal acarrea unos preparativos exhaustivos y un considerable grado de creatividad. Por ejemplo, en el noreste de Siberia las vacas llevan una especie de sujetadores especiales para mantener sus ubres calientes. Asimismo, en Yakutsk los conductores dieron a la expedición ingeniosos consejos sobre cómo preparar el coche para resistir el frío extremo añadiendo un segundo cristal en las lunas laterales. Este cristal, pegado directamente a las ventanas del Defender con cinta adhesiva y separadores de espuma, resultó ser “extremadamente eficaz”. La expedición también descubrió que el invierno tenía significados mucho más simbólicos. “En el norte de Noruega y en el Círculo Polar Ártico, el invierno no era sinónimo de oscuridad, sino de color, por el sol bajo que asomaba por el horizonte y las tonalidades verdes, rojas y lilas de la aurora boreal que cubrían el cielo”, explica Aston. “Y para los lapones de etnia skolt, que habitan en el norte de Finlandia, el invierno estaba vinculado a los renos. Cada año, los skolt reúnen a una manada de miles de renos de los bosques de los alrededores y parten con ellos en busca de nuevos pastos. El espectáculo tiene lugar en el más profundo silencio, solo roto por el sonido de las pisadas de los renos sobre la nieve”. Sin embargo, más allá de todas estas historias, lo que más impresionó a Aston y los suyos fue la capacidad del invierno para alterar incluso los detalles más nimios de la vida cotidiana. “Como física y meteoróloga, quedé asombrada al ver hasta qué punto el frío extremo cambia radicalmente el comportamiento de todo lo que nos resulta familiar. Llegar a Oymyakon era como llegar a otro planeta. En estas condiciones, los pequeños detalles son los más fascinantes”. ÚNASE A LA AVENTURA Si quiere descubrir más aventuras del Defender y compartir las suyas, visite landrover.com/defenderjourneys 78

10 OLD BOND STREET LONDON W1S 4PL WWW.DAKS.COM

 

Revista Land Rover

 

La revista Land Rover Magazine recoge en sus páginas historias de diferentes lugares del mundo que hablan de fuerza interior y de afán de superación.

En este número, ponemos a prueba el Defender de la mano de dos intrépidos y jóvenes aventureros mientras preparan una expedición al Polo Sur. También celebramos los 50 años del Range Rover participando en una ruta que descubre las maravillas de Dubái. Echamos la vista atrás, pero también miramos hacia el futuro: un grupo de visionarios nos explica las tecnologías que pueden cambiarnos la vida en los próximos años.

Jaguar Land Rover Limited: Registered office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF. Registered in England No: 1672070