Views
7 months ago

Mayo de 2019

  • Text
  • Interior
  • Lugar
  • Historia
  • Vida
  • Evoque
  • Shenzhen
  • Nuevo
  • Mundo
  • Ciudad
  • Rover
Shenzhen by Range Rover Sport PHEV | El primer viaje del Nuevo Range Rover Evoque | La arquitectura modernista de mitad de siglo en Alemania | Las declaraciones de George Bamford sobre qué significa el verdadero lujo | Conoce al astronauta Charlie Duke | La subcultura del carnaval en Brasil

«EL LUJO NO SOLO TIENE

«EL LUJO NO SOLO TIENE QUE VER CON EL PRECIO. LA PERSONALIZACIÓN TIENE QUE ESTAR AHÍ. SON DOS COSAS QUE VAN DE LA MANO».

TRABAJO DE PRECISIÓN Izquierda: George Bamford con algunas de sus creaciones y recorriendo su finca de Cotswolds al volante de su querido Land Rover 110 restaurado. Decir que a George Bamford le gustan los Land Rover sería quedarse muy corto. Describirlo como un enamorado de la marca se ajustaría más a la realidad. En su finca de Cotswolds tiene 14 repartidos por distintos garajes, entre ellos un Defender, varios modelos Wolf militares, un portentoso bólido off-road conocido como «La bestia» y una camioneta-grúa 110 de 1972, el último que ha restaurado. No es extraño, pues, que estemos hablando de su empresa de relojes personalizados en las embarradas pistas de su propio circuito off-road en lugar de hacerlo en algún lujoso rincón de The Hive, las oficinas centrales de su compañía en el londinense barrio de Mayfair. Allí fue donde nació Bamford Watch Department hace 16 años, cuando George Bamford decidió no incorporarse a la empresa de la familia (una de las más ricas del Reino Unido): la marca de maquinaria JCB, famosa por sus excavadoras amarillo chillón. The Hive cuenta con una sala de consultoría, el sitio donde los clientes crean su propio reloj personalizado, mirando y remirando cada detalle, eligiendo colores, manecillas y esferas. Bamford vive por y para estos detalles. Su obsesión por los relojes se remonta a su infancia. «Vengo de una familia de ingenieros», explica mientras negociamos una resbaladiza pendiente al volante de la camioneta-grúa. «Lo llevo en la sangre. De pequeño desmontaba el televisor o el exprimidor, una costumbre que a mis padres les molestaba bastante», explica con una sonrisa. «Con 16 años me regalaron un Breitling Navitimer y también lo desmonté, y ahí sí que les saqué de sus casillas». Ese Navitimer encendería la mecha de su pasión por los relojes. Se pasó los años siguientes, mientras estudiaba fotografía en la Parsons School of Design de Nueva York, visitando mercadillos en busca de viejas reliquias para montarlas y desmontarlas y descubrir la clave de cada movimiento. Mientras que los mecanismos internos le fascinaban, el efecto de la mayoría de los diseños era de absoluta indiferencia. «Me di cuenta de que muchos productos de lujo producidos en serie son calcados, la misma esfera negra, la misma caja de acero», afirma. «En 2003 decidí personalizar un Tag Heuer Monaco que me habían regalado. Decidí aplicar una capa de negro a todo el reloj, a la esfera, a la caja, a todos los componentes. Así fue como vio la luz mi primer reloj personalizado». Cuando empezó a llevar su Monaco negro, sus amigos se percataron enseguida y le pidieron uno igual. Empezó a producirlos y nació Bamford Watch Department (BWD). En sus primeros tiempos marcó su camino estratégico con la personalización de varios Rolex, entre ellos el Cosmograph Daytona totalmente negro. Sin embargo, a Rolex no le sentaron bien las reinterpretaciones de sus diseños clásicos. El singular toque que Bamford daba a estos famosos relojes —aplicándoles una capa negra, añadiendo nuevas paletas de colores a sus esferas y manecillas— dejaba sin efecto la garantía, un problema en mayúsculas cuando necesitaban recurrir al servicio posventa. Pese a este contratiempo, el negocio de personalización siguió creciendo y Bamford prosiguió con su proyecto e incluso creó su propio servicio de reparación interno en la planta superior de The Hive. BWD pronto se convertiría en el principal especialista en personalización de Rolex. Pero todo cambió en 2016, cuando la multinacional de artículos de lujo LVMH decidió apostar fuerte por BWD. «El acuerdo nos situó en una posición muy favorable», apunta mientras bajamos por una pendiente casi imposible con el Land Rover. «Conseguir su aprobación fue una de las mejores cosas que podía pasarnos porque nos permitía ofrecer una garantía del fabricante con nuestros productos». BWD abandonó Rolex y centró todos sus esfuerzos en las tres marcas de relojes de lujo de LVMH: Tag Heuer, Zenith y Bulgari. El enorme abanico de opciones de personalización de Bamford ahora tenía el aval del fabricante y permitía a los clientes crear un reloj totalmente a su gusto, con más de mil millones de combinaciones. Al mismo tiempo, BWD empezó a producir su propia línea de relojes, Bamford London Mayfair y GMT Auto, una forma más asequible de entrar en el universo Bamford. «El Mayfair está disponible en 49 colores», explica con entusiasmo. «Y podemos personalizarlo todavía más pagando un pequeño extra. Pero el lujo no solo tiene que ver con el precio. La personalización tiene que estar ahí. Son dos cosas que van de la mano. Cada pieza debe tener un carácter único, como mis coches. Quizás los puristas no estén de acuerdo, pero a mí me encanta. Y quiero dar a la gente lo que pide». Es una filosofía que está dando sus frutos. Con tiendas y distribuidores en todo el mundo y un mercado en alza en Asia y Estados Unidos, Bamford ha creado un pequeño imperio al margen de su potente dinastía familiar. Además, ha ampliado su catálogo con productos de cosmética y accesorios. ¿Qué depara el futuro para la marca Bamford? ¿Coches personalizados? ¿Aviones privados a medida? Bamford sonríe divertido mientras aparca el Land Rover en la entrada de gravilla. «Antes del verano, vamos a lanzar un nuevo reloj y estamos inmersos en nuevas colaboraciones, totalmente al margen de LVMH», explica. «Pero si me hubieras preguntado hace diez años, no creo que hubiese imaginado dónde estaríamos hoy. Me pregunto cada día si vamos a morir mañana», dice riendo. «Ahora, con el apoyo de las marcas con las que estoy trabajando, siento que tengo el viento a favor. Puedo decir sin reparos que me encanta estar donde estoy». A buen seguro que esto vale también por su Land Rover, a estas alturas cubierto por una densa capa de barro. Visite bamfordwatchdepartment.com para obtener más información sobre BWD 61

 

Land Rover

Revista ONELIFE

 

La revista Onelife de Land Rover recoge en sus páginas historias de diferentes lugares del mundo que hablan de fuerza interior y de afán de superación.

Los vehículos Land Rover llegan más allá para ayudarte a exprimir al máximo tu mundo. El último número de la revista Onelife lleva esta filosofía hasta el salón de tu casa con una narrativa evocadora y una fotografía espectacular. Déjate sorprender por la forma de ver el mundo desde cada rincón del globo: desde la Eco-innovación en China, a los circuitos de prueba de Grecia y la arquitectura modernista de Alemania.

La Biblioteca

Mayo de 2019
Octubre de 2018
Abril de 2018
Noviembre de 2017
Abril de 2017
Octubre de 2016

Jaguar Land Rover Limited: Registered office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF. Registered in England No: 1672070

Estas cifras son el resultado de las pruebas oficiales del fabricante de acuerdo con la legislación de la UE. El consumo real de un vehículo puede ser diferente del obtenido en dichas pruebas. Estas cifras sirven solo como referencia comparativa.