Views
7 months ago

Mayo de 2019

  • Text
  • Interior
  • Lugar
  • Historia
  • Vida
  • Evoque
  • Shenzhen
  • Nuevo
  • Mundo
  • Ciudad
  • Rover
Shenzhen by Range Rover Sport PHEV | El primer viaje del Nuevo Range Rover Evoque | La arquitectura modernista de mitad de siglo en Alemania | Las declaraciones de George Bamford sobre qué significa el verdadero lujo | Conoce al astronauta Charlie Duke | La subcultura del carnaval en Brasil

VIAJES Un bosque

VIAJES Un bosque de rascacielos de cristal se alza en el extremo de un enorme puerto natural y dibuja el contorno del auténtico motor económico de su país, con una renta per cápita superior a cualquier otro sitio. Una ciudad que es, por encima de todo, una ciudad de inmigrantes. No estamos hablando de la Nueva York del siglo XX, sino de la Shenzhen del siglo XXI, una ciudad que define mejor que ninguna otra la personalidad de la nueva China. Shenzhen cumplió los cuarenta a finales del año pasado. En 1978, se convirtió en el primer banco de pruebas del esfuerzo aperturista del entonces timonel Deng Xiaoping. La elección de este apacible pueblo pesquero de 30.000 habitantes tenía una razón de peso detrás: estaba situado frente a Hong Kong, una auténtica potencia financiera. Lo que nació como una simple ciudad-factoría, productora de la mayor parte de los productos «Made in China» que inundan nuestras casas, se ha transformado en una metrópolis con 13 millones de personas donde tienen su centro de operaciones gigantes tecnológicos como Huawei, Tencent y Alibaba. En Shenzhen todo va rápido, también el futuro. «Ya ni me acuerdo de cuando llevaba cartera encima», nos comentan muchos lugareños. Aquí, no hay nada — desde aparcamientos hasta restaurantes o puestos de comida callejera— que no pueda pagarse usando el smartphone. Los rascacielos siguen brotando por doquier, pero hoy esta ciudad transpira calidad de vida por todos sus poros. Las calles están limpias, abundan los parques y zonas verdes, y los habitantes de Shenzhen tienen a su alcance un sinfín de opciones para sus momentos de ocio. Los centros comerciales hierven de actividad, al igual que el distrito creativo OCT-LOFT, las galerías de arte, los museos y los restaurantes, en cuyas cartas podemos encontrar desde exquisitos platos especiados típicos de Sichuan o guisos de ternera al estilo pekinés hasta sushi o cafés de corte parisino. Sin embargo, más allá de la oferta lúdica, Shenzhen también se ha hecho un nombre en el mundo por sus credenciales sostenibles. Gracias a los esfuerzos realizados en el marco del proyecto International Low Carbon City, la ciudad es una de las líderes mundiales en infraestructura para vehículos eléctricos. El año pasado, SHENZHEN SE HA HECHO UN NOMBRE EN EL MUNDO POR SUS CREDENCIALES SOSTENIBLES Y ES LÍDER MUNDIAL EN INFRAESTRUCTURA PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS todas sus flotas de taxis y autobuses dieron el salto a la electricidad y su red de puntos de carga para vehículos eléctricos es una de las más extensas del planeta. Esto explica que el sonido de Shenzhen se parezca más al ronroneo de un gato que al rugido de un tigre. ¿Podría haber lugar mejor para probar el Range Rover Sport eléctrico híbrido enchufable? El futuro ya está aquí y su puerta de entrada está en Shenzhen. Por toda la ciudad, un mismo anuncio nos acompaña con su reconfortante mensaje: «Cuando llegas a Shenzhen, estás en casa». Este lema recoge el espíritu abierto de la ciudad. Nos encontramos con Tat Lam, fundador de la start-up de proyectos sociales Shanzhai City, en el recién construido distrito de Houhai, donde las torres de acero y cristal de Shenzhen siguen creciendo rumbo al firmamento. Entre vigas y cascos, Tat explica la identidad única que se ha forjado en solo unas décadas. «Shenzhen es una ciudad start-up —explica Tat—. Si no innova, no tiene ningún valor. Por eso siempre tiene algo nuevo entre manos». Esta energía nace de la confluencia de personas procedentes de todos los rincones de China, todas en busca de cosas nuevas. En los últimos tiempos, estas cosas nuevas pueden ir desde cerveza artesana hasta té de autor con cobertura espumosa de queso. Un paseo por las calles del distrito OCT-LOFT, con sus almacenes industriales reconvertidos, nos descubre un gimnasio de iluminación tenue en el que sofás Chesterfeld de piel con viven con bancos de halteroflia. O el OCT Contemporary Art Terminal, con su diseño funcional, en el que se expone una retrospectiva de es cultura, impresión 3D y vídeos del artista Sui Jianguo. «Shenzhen es una sucesión de núcleos urbanos en los que las innovaciones nacen desde dentro —cuenta Tat—. En este sentido, es como una ciudad cooperativa. En lugar de moverse al son de megaproyectos, aquí el ritmo lo marca el conjunto de la ciudadanía, que decide cuáles son las microinnovaciones que mejor funcionan. Y las más populares son las que salen adelante.» En los últimos veinte años, algunas de estas pequeñas ideas han alcanzado dimensiones colosales. En un radio de 5 kilómetros cuadrados podemos encontrar las sedes de los gigantes tecnológicos Alibaba, Tencent Dinámica y sofisticada, Shenzhen no es solo un reflejo de las últimas tendencias: está creando su propio camino. Arriba, izquierda: Tat Lam, fundador de una startup social, a los pies de imponentes rascacielos. 52

53

 

Land Rover

Revista ONELIFE

 

La revista Onelife de Land Rover recoge en sus páginas historias de diferentes lugares del mundo que hablan de fuerza interior y de afán de superación.

Los vehículos Land Rover llegan más allá para ayudarte a exprimir al máximo tu mundo. El último número de la revista Onelife lleva esta filosofía hasta el salón de tu casa con una narrativa evocadora y una fotografía espectacular. Déjate sorprender por la forma de ver el mundo desde cada rincón del globo: desde la Eco-innovación en China, a los circuitos de prueba de Grecia y la arquitectura modernista de Alemania.

La Biblioteca

Mayo de 2019
Octubre de 2018
Abril de 2018
Noviembre de 2017
Abril de 2017
Octubre de 2016

Jaguar Land Rover Limited: Registered office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF. Registered in England No: 1672070

Estas cifras son el resultado de las pruebas oficiales del fabricante de acuerdo con la legislación de la UE. El consumo real de un vehículo puede ser diferente del obtenido en dichas pruebas. Estas cifras sirven solo como referencia comparativa.