Views
2 years ago

Abril de 2017

  • Text
  • Rover
  • Nuevo
  • Velar
  • Equipo
  • Mundo
  • Primera
  • Copa
  • Bonanza
  • Marca
  • Embargo
Presentación del nuevo Range Rover Velar | Un vistazo a algunas de las casas más exclusivas del planeta | La relación del hombre con su mejor amigo | Un viaje de película por la isla de Skye

HISTORIA VIVA “LOS

HISTORIA VIVA “LOS COLECCIONISTAS ADORAN LOS COCHES QUE EN SU DÍA MARCARON UN ANTES Y UN DESPUÉS, COMO EL RANGE ROVER ORIGINAL”. aparece, la pugna por llevárselo a casa es feroz. El primer Range Rover de preproducción se vendió en una subasta hace tres años por 132.000 libras, pero ahora valdría todavía más. Una opción más sencilla sería comprar un Range Rover original de dos puertas de 1970 recién salido de la fábrica. No hace falta subirse a una máquina del tiempo: los ingenieros de la división Land Rover Classic han empezado a devolver al mundo de los vivos estos vehículos históricos, restaurados hasta recuperar su estado original, exactamente iguales que cuando salieron de la planta británica de Solihull en 1970. Esta división ya ha reconstruido más de 60 Series I “Reborn”, siguiendo las especificaciones originales, en la misma planta y con los mismos planos (vea el número 33 de la revista Onelife, páginas 62-67, “Una segunda vida”). Ahora ha ampliado el programa Reborn a los primeros modelos de Range Rover de dos puertas. El primer vehículo restaurado, un modelo de 1978 de color Bahama Gold vendido en el Reino Unido, se presentó en sociedad en el salón de vehículos clásicos Retromobile de París. Para su reconstrucción hizo falta volver a producir diferentes componentes y paneles según las especificaciones originales. Algunas de estas piezas llevan tiempo descatalogadas, pero es tanta la importancia que la marca da a estos vehículos que ha reanudado la producción de algunos recambios para sus proyectos de restauración. Mike Bishop es el director de ingeniería del proyecto. La primera vez que condujo un Land Rover lo hizo en la granja de 1.000 hectáreas que su familia tenía en Australia, a los 14 años, y desde entonces estos vehículos son su obsesión. Enamorado y coleccionista de la marca desde siempre, ahora es uno de los mejores restauradores de Solihull y entiende como pocos a sus clientes porque, de no capitanear este proyecto, él estaría al otro lado. “Nuestros clientes tienen un vínculo emocional muy fuerte con este lugar y valoran enormemente poder llevarse a casa un coche restaurado en la misma fábrica donde se produjo”, asegura. “Nosotros simplemente continuamos el trabajo que iniciaron Spen King y los demás monstruos que diseñaron los primeros vehículos. Un Range Rover restaurado aquí siguiendo los planos y las especificaciones originales tiene un sello de autenticidad único. Además, contamos incluso con la ayuda de personas que trabajaron en el diseño de los clásicos cuando todavía eran nuevos”. No le gusta hablar de cifras, pero asegura que la demanda de los Series I Reborn ha superado todas las expectativas. Es consciente de que probablemente acabará por desbordarle y que, a medida que el programa avance, tendrá que recorrer el mundo entero en busca de más Range Rover para restaurar. Los vehículos que restaurará conquistaron nada más nacer la categoría de clásicos del automóvil, pero no eran perfectos. En su día, aquella condición de vehículo de lujo tenía que ver sobre todo con unas prestaciones, una estabilidad y una sofisticación mecánica propias de un turismo (sin renunciar a su capacidad todoterreno), pero sus interiores eran puramente funcionales: los primeros Range Rover llevaban asientos de plástico, porque el fabricante pensó que los granjeros los usarían para transportar ganado y así podrían limpiarlos fácilmente con un manguerazo. Tal vez algunos lo hicieran, pero lo más habitual era ver aquellos vehículos en ciudades, en autopistas o en lujosas casas de la campiña británica. Ironías de la vida, esos primeros interiores de plástico son los más codiciados hoy entre los coleccionistas y los que dan más guerra a los restauradores como Mike. La evolución de los Range Rover, desde el primer Velar hasta el último modelo, siempre ha pivotado alrededor de un eje muy claro: darle un toque de lujo sin diluir su esencia ni restarle prestaciones. Aquellos primeros interiores de plástico han dejado paso a unos habitáculos convertidos en referentes del lujo moderno, y no solo de los SUV. La potencia de los Range Rover de hoy supera en mucho la del motor original V8 de 3,5 litros y sus prestaciones todoterreno han alcanzado unos límites inimaginables en 1970 gracias a las tecnologías inteligentes. “Cuando salió al mercado, el primer Range Rover seguramente parecía una nave espacial”, comenta Mike. “Imagínate verlo aparcado junto a un Escara bajo o algún otro coche de los setenta. El Nuevo Range Rover Velar causará un efecto parecido. Es un diseño increíble y creo que esta conexión con el pro grama Range Rover Reborn no podría ser más acertada”. 54

Los primeros Velar se fabricaron en secreto y se probaron por carreteras de todo el mundo. Por increíble que parezca, algunos siguen en la brecha, como el de abajo, aparcado junto a su pariente, un Range Rover SVAutobiography, en el mercado de Jemaa el-Fnaa de Marrakech (Marruecos). 55

 

Land Rover

Revista ONELIFE

 

La revista Onelife de Land Rover recoge en sus páginas historias de diferentes lugares del mundo que hablan de fuerza interior y de afán de superación.

Los vehículos Land Rover llegan más allá para ayudarte a exprimir al máximo tu mundo. El último número de la revista Onelife lleva esta filosofía hasta el salón de tu casa con una narrativa evocadora y una fotografía espectacular. Déjate sorprender por la forma de ver el mundo desde cada rincón del globo: desde la Eco-innovación en China, a los circuitos de prueba de Grecia y la arquitectura modernista de Alemania.

La Biblioteca

Mayo de 2019
Octubre de 2018
Abril de 2018
Noviembre de 2017
Abril de 2017
Octubre de 2016

Jaguar Land Rover Limited: Registered office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF. Registered in England No: 1672070

Estas cifras son el resultado de las pruebas oficiales del fabricante de acuerdo con la legislación de la UE. El consumo real de un vehículo puede ser diferente del obtenido en dichas pruebas. Estas cifras sirven solo como referencia comparativa.